Friday, March 25, 2011

Vallas publicitarias de Rita y Camps: incumplimientos con los vecinos

Anaïs Menguzzato García

En los últimos años, la alcaldesa de Valencia y el presidente de la Generalitat han sembrado nuestros barrios con carteles anunciadores de futuros colegios, institutos o centros de salud. Tanto es así que nos hemos acostumbrado a convivir con ellos y los vemos como un elemento más del mobiliario urbano. Vallas publicitarias que, con el paso del tiempo, quedan oxidadas y descoloridas para desánimo de los vecinos que ven como las instalaciones que se publicitan nunca se construyen.

De todas las que podemos encontrar por la ciudad quiero destacar dos, una del Ayuntamiento y otra de la Generaliat, que en estas fechas han cumplido cuatro años anunciando la construcción de una infraestructura que nunca llega. Hablo del Instituto de Educación Secundaria de la Ronda Sur, entre la avenida Gaspar Aguilar y la calle Campos Crespo. Una instalación educativa programada en el mapa escolar desde 1996, cuando Francisco Camps era todavía conseller de Educación y a la que el Ayuntamiento ha renunciado al dejar sin efecto la licencia de obras que le fue concedida a
la Generalitat en 2007 para el inicio de las obras.

Su construcción suponía acabar con la masificación actual de los alumnos de San Isidro, San Marcelino, Jesús, Zafranar, Tres Cruces y Patraix, dignificar la educación pública, dar una educación de calidad a los más jóvenes y ayudar a reducir el fracaso escolar en nuestra ciudad, que falta nos hace. Sin embargo, las asociaciones de madres y padres de alumnos, colectivos ciudadanos, asociaciones de vecinos del distrito y vecinos hemos conmemorado este amargo cumpleaños para denunciar que donde debería haber un edificio lleno de vida, juventud e ilusión, tenemos otro incumplimiento fragrante de Rita y Camps.

En días como estos en los que celebramos el cuarto aniversario de una mentira, recordamos las críticas del PP a los carteles del Plan E con la gran diferencia de que los primeros siguen plantados en solares vacíos, mientras los del Gobierno de España anunciaron infraestructuras que hoy son una realidad que disfrutamos todos. Los primeros están oxidados y testimonian los incumplimientos de Camps y Rita; los segundos han supuesto la mayor inversión de la historia en nuestra ciudad, con más de 228 millones de euros destinados a mejorar nuestra calidad de vida.

Rita y Camps intentaron esconder los carteles del Plan E situándolos de espaldas a las calles, en vías con poco tránsito o tapados por árboles para evitar que los ciudadanos vieran que las infraestructuras que se construyen en Valencia son pagadas por el Gobierno de España y no por el Ayuntamiento o la Generalitat. Tampoco inauguraron las obras del Plan E, porque no quieren reconocer que las promesas del Gobierno se han cumplido y ya están al servicio de los valencianos.

Los carteles de Rita y Camps están en lugares visibles, corroídos por el tiempo. Cada valla, un engaño. Cada poste del Plan Confianza o cada anuncio de futuros colegios, institutos, centros de salud, hospitales, conservatorios... no son más que humo, propaganda que nunca se materializa. Fíjense, seguro que tienen alguno cerca de casa y, sino, vengan a ver la valla publicitaria del IES de la Ronda Sur que acaba de cumplir 4 años. Un solar vacío sine die.



Cercador
Enllaços
Síguenos en TwitterSíguenos en Twitter
Socialistes ValenciansSocialistes Valencians
PSOEPSOE