Thursday, August 19, 2021

València elabora una estrategia para reducir y compensar las emisiones de carbono de las actividades turísticas

Turismo utiliza una herramienta desarrollada por Global Omnium para calcular las emisiones que se realizan a diario en la ciudad

Valéncia se ha convertido en la primera ciudad del mundo que ha desarrollado una métrica para calibrar el impacto sobre el medio ambiente de la actividad ligada a la industria turística. Global Omnium ha diseñado una herramienta que analiza las emisiones de carbono como resultado del transporte de los visitantes, de sus desplazamientos en la ciudad, de la atención que reciben en hostelería, de los consumos que generan o de toda la actividad relacionada con los servicios de alojamiento que contratan.

“Este instrumento, pionero y que ha sido reconocido internacionalmente, permitirá estimar en tiempo real la huella de carbono que genera cada visitante”, según ha informado el concejal de Turismo, Emiliano García. En sintonía con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 que ha fijado la Unión Europea, la Delegación de Turismo, apoyada por los técnicos de la Fundación Visit València, ha elaborado una estrategia que persigue reducir y compensar las emisiones de carbono ligadas a la industria turística en un plazo de 10 años y aspira a lograr ayudas de la Unión Europea para culminar con éxito ese proyecto.
En palabras de Emiliano García, “València es uno de los destinos más seguros y saludables del mundo y trabaja desde hace seis años sobre un modelo turístico sostenible desde el ámbito social, económico y mediambiental. Tenemos la vista puesta en la descarbonización de la actividad turística, y ya nos hemos convertido en la primera ciudad del mundo en certificar la huella de carbono del turismo. De la misma manera hemos certificado la huella hídrica. Estos son pasos necesarios que nos permite ahora actuar en consecuencia”.
Para la medición de la huella de carbono, Global Omnium ha englobado el impacto del turismo en 10 capítulos que recogen todo el ciclo de la actividad turísticas: desde las emisiones del viaje hasta la ciudad, pasando por todas actividades de ocio, las compras y servicios públicos.

Destino Neutro en Carbono, proyecto presentado a los fondos Next Generation

El fomento de instalaciones hoteleras eficientes para su calefacción o refrigeración; del consumo de productos de proximidad en bares o restaurantes con el paralelo impulso de la agricultura o pesca local; o del uso de vehículos no contaminantes son sólo tres de las opciones posibles para reducir la huella de carbono de cada visitante y están perfectamente alineadas con la transición ecológica que la Comisión Europea dibuja como mejor escenario posible para la recuperación económica.
“El sector turístico es uno de los más afectados por la pandemia provocada por el Covid-19 que ha restringido la movilidad en todo el mundo. El impulso de la oferta en un mercado cada vez más competitivo, la singularidad de los destinos para atraer visitantes, son dos aspectos de la estrategia diseñada por Visit València para optar a los fondos Next Generation EU”, ha añadido Emiliano García.
Por un lado, el proyecto implica el desarrollo de herramientas que permitan la modernización y digitalización de las pequeñas y medianas empresas vinculadas al sector turístico porque despliega los componentes tecnológicos necesarios para calcular las emisiones de gases de efecto invernadero; fomenta la movilidad sostenible; y promover una cadena de valor ligada a la agricultura o pesca de proximidad.
El proyecto subraya que València alberga el Parque Natural del Turia, el lago de la Albufera y cuenta con 20 kilómetros de playas. Y sugiere planes de sensibilización y promoción de buenas prácticas entre anfitriones y turistas, tanto como el fomento del uso de alojamientos reglados que puedan ser monitorizados por los gestores de la estrategia.
La estimación del gasto previsto para culminar con bien la iniciativa antes de 2030 supera ligeramente los cuatro millones de euros. Una de las virtudes de la iniciativa reside en que una vez implantada los mecanismos para calibrar y evaluar los consumos de carbono como resultado de la actividad turística no requiere de un gasto importante para su mantenimiento.
Sandra Gómez, vicealcaldesa de València, presidió el pasado mes de marzo el acto simbólico en el que Aenor, el organismo que acredita que una entidad se ajusta a determinada norma, entregó al Palacio de Congresos de València la etiqueta que identifica la actividad que desarrolla la empresa pública municipal como neutra en huella de carbono. El objetivo es que todas las empresas y organismos vinculados a la industria turística accedan a la misma etiqueta antes de 10 años.



Cercador
Enllaços
Síguenos en TwitterSíguenos en Twitter
Socialistes ValenciansSocialistes Valencians
PSOEPSOE