Wednesday, May 3, 2006

Rubio acusa a Barberá de llenar de cemento el Jardín del Turia por autorizar oficinas

Puchalt replica que los vecinos respaldan el proyecto y que no hay usos incompatibles

El portavoz del PSPV Rafael Rubio acusó ayer a la alcaldesa Rita Barberá de «llenar de cemento» el Jardín del Turia y de abrir la puerta, «con la excusa de la degradación», a usos no permitidos en el plan especial del parque, en concreto, al uso administrativo o de oficinas. Rubio aludía al proyecto de remodelación de la plaza porticada del tramo II que acaba de aprobar el equipo de gobierno. El plan especial del Jardín del Turia sólo permite el uso propio como zona verde y el deportivo y el PSPV ya ha llevado al gobierno local a los tribunales por permitir otros usos, en concreto, terciario-comercial en la zona del Parque de Cabecera que gestiona la empresa Rain Forest. «Ya sabemos cómo arregla Rita Barberá los espacios supuestamente degradados de esta ciudad: en el caso de la huerta la recalifica, en el Cabanyal destruyéndolo y en el Jardín del Turia lo llena de cemento».


El proyecto de ejecución, que prevé la construcción, vinculada al desarrollo de la Agenda 21, de varias oficinas, un centro de educación ambiental, aulas, una sala de proyección y una cafetería , fue presentado la semana pasada en la junta rectora de la Escuela Municipal de Jardinería. La remodelación de la plaza porticada afecta a una superficie de 4.000 m2 de los cuales 800 son de nuevas construcciones. La concejal de Medio Ambiente, Mª Jesús Puchalt aseguró en un comunicado que el servicio de Planeamiento ha informado favorablemente sobre el proyecto y «no señala ninguna tipo de incompatibilidad».
La concejal socialista Carmina del Río, que compareció en rueda de prensa con Rubio, pidió a Barberá que «recapacite» y planteó tres emplazamientos alternativos para los edificios de la Agenda 21. Así sugirió las alquerías del parque de Marxalenes, la alquería del Molí del Sol del Parque de Cabecera-que el equipo de gobierno rehabilita para convertirla en retén policial- y el edificio que actualmente ocupa la Escuela de Jardinería en el Paseo de la Petxina, que será desocupado en breve.
Del Río pidió al PP los informes de la Universidad Politécnica y de la Universitat de València sobre los paisajes del Turia que el concejal de Grandes Proyectos tiene en su despacho desde hace meses.
La edil socialista criticó asimismo el sistema de adjudicación por procedimiento negociado, sin concurso público, tanto del proyecto de ejecución de la plaza porticada como del tramo siguiente, el del puente del 9 d'Octubre que diseñó Santiago Calatrava y para el cual proyectó un lago que el gobierno del PP ha desechado. Este último tramo, que permitirá la conexión natural con el Parque de Cabecera, comprende una superficie de 39.000 m2. En conjunto, las obras costarán 2,6 millones.
Puchalt, que defendió la adjudicación sin concurso de los proyectos, culpó a su vez a los socialistas de ser quienes llenaron de cemento el Jardín del Turia durante el gobierno de Ricard Pérez Casado, en el cual se aprobó la plaza porticada y la Casa del Agua sobre el azud de Rovella. Puchalt también responsabilizó a los socialistas de hipotecar la lámina de agua del tramo de Calatrava por rellenar de hormigón los pilares del puente del 9 d'Octubre lo que «hoy por hoy hace imposible el efecto reflejo» que pretendía el arquitecto.
H. García, Valencia Levante



Cercador
Enllaços
Síguenos en TwitterSíguenos en Twitter
Socialistes ValenciansSocialistes Valencians
PSOEPSOE