Friday, July 8, 2011

Los socialistas denuncian que la sumisión de Barberá a Camps deja a Valencia sin el colector norte y sin el último tramo del Jardín del Túria

Isabel Dolz advierte de que se podrían estar vertiendo aguas fecales al mar

La concejala del Grupo Municipal Socialista Isabel Dolz ha denunciado que la “sumisión” de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, al presidente de la Generaliat, Francisco Camps, “deja Valencia sin el colector norte” e “impide finalizar el último tramo del Jardín del Túria”.

En estos términos se ha pronunciado en la rueda de prensa para analizar la anulación de la prolongación del colector norte de la ciudad, ubicado entre los puentes del Azud del Oro y Astilleros, por parte de la Generalitat. “Esta obra que era una prioridad para Rita Barberá en 2006 era una prioridad, hoy parece que no le importa”, ha añadido.

Según ha explicado, “el proyecto del colector se redactó en 2003 con un presupuesto de 36.657.022 euros que iban a ser sufragados al 100 por ciento por el Consell”. “Cinco años después, ha continuado, Barberá firmó un convenio con la Conselleria de Infraestructuras por el cual el Ayuntamiento debía pagar el 20 por ciento de los costes de la obra, es decir, más 7.340.000 euros”.

“También en 2008 se tuvo que modificar el proyecto por la Fórmula1, encareciéndolo en cerca de 10 millones euros. Se abrieron las plicas en diciembre de 2009, se presentaron muchas empresas, pero nunca llegó a adjudicarse; y así hasta junio de 2011, cuando el BOE publicó la anulación del concurso”, ha argumentado.

Isabel Dolz ha defendido la importancia de esta obra “no sólo para la modernización de la red de saneamiento de Valencia, sino para finalizar el ajardinamiento del tramo final del Jardín del Túria”. Dicho acondicionamiento del cauce, según ha señalado, “debía efectuarse a cargo de los constructores del PAU de la avenida Francia, quienes ingresaron al ayuntamiento 2.357.404,04€”. Sin embargo, ha advertido de que el “retraso que sufre el colector encarecerá las obras tres o cuatro veces más”. “Una diferencia que también pagarán los bolsillos de los valencianos y las valencianas”, ha subrayado.

Así, ha emplazado a Barberá a que “piense por un momento en los valencianos y exija a Camps que se efectúe una obra que lleva ocho años de retraso y que causa molestias a los vecinos y las vecinas de la avenida Francia que tiene que soportar los malos olores y los mosquitos”. “Si queremos que Valencia tenga una proyección europea real no podemos permitir este abandono”, ha señalado.


Además, la concejala socialista ha manifestado su “duda” sobre el destino del agua porque según reflejan las imágenes que el Grupo Municipal Socialista ha tomado, “todos los colectores va a desaguar al río” y esa agua “no va a la depuradora de Pinedo” ya que “la barrera que debería bombear el agua está rota y no se ha repuesto”.

“¿El agua va a parar al mar?”, ha planteado Dolz quien ha advertido que se podrían estar vertiendo “aguas fecales al mar”. Al respecto, ha asegurado que “si el colector estuviera construido esas aguas estarían depuradas y llegarían al mar sin ninguna contaminación”.





Cercador
Enllaços
Síguenos en TwitterSíguenos en Twitter
Socialistes ValenciansSocialistes Valencians
PSOEPSOE