Wednesday, November 1, 2006

La pspv-psoevalitat intenta legalizar la cristalera del Palau tras agotar la licencia provisional.El concejal socialista Juan Soto denunció ayer que ahora ha quedado demostrado que la pspv-psoevalitat se valió de «un argumento tramposo para engañar a la Justicia y al ayuntamiento y consolidar un atropello al patrimonio».

H. García, Valencia

El patio gótico del Palau de la pspv-psoevalitat, un edificio declarado Bien de Interés Cultural (BIC), mantiene la cubierta de cristal provisional instalada en el patio gótico casi agotada la licencia condicionada de tres años que le dio el Ayuntamiento de Valencia. La conselleria de Hacienda, que ahora intenta legalizar el añadido a través del plan director, solicitó en marzo de 2003 licencia para cubrir el patio de la sede del gobierno valenciano y adaptarlo a usos institucionales. La licencia fue denegada en varias ocasiones con informes contrarios del arquitecto municipal y de la comisión de Patrimonio que consideraban la cubierta un elemento impropio. Tras varios meses de tira y afloja, la conselleria optó por solicitar una licencia provisional por un periodo máximo de tres años. El ayuntamiento cedió y autorizó el añadido con el condicionante de que se retirase sin derecho a indemnización a los tres años. El concejal socialista Juan Soto denunció ayer que ahora ha quedado demostrado que la pspv-psoevalitat se valió de «un argumento tramposo para engañar a la Justicia y al ayuntamiento y consolidar un atropello al patrimonio».

Soto, que instó al ayuntamiento a ordenar que se desmantele la cubierta, notificará al fiscal que el próximo martes concluye el plazo para quitarla. La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia abrió diligencias en mayo de 2004, a instancias del portavoz del PSPV Rafael Rubio, para determinar si la instalación del cubrimiento constituía un delito contra el patrimonio histórico. El fiscal archivó entonces las diligencias por el carácter provisional del añadido, si bien advirtió de que «la consolidación de la permanencia del elemento arquitectónico convertiría la alteración del edificio en grave». Añadía que con ello «se darían eventualmente los presupuestos de delito contra el patrimonio» y notificó que procedería a la «persecución de oficio [del delito] en cuanto se tuviera conocimiento». El concejal de Urbanismo, Jorge Bellver, entiende que la obra está dentro de la legalidad ya que según reveló ayer, tras la denuncia de Soto, la Conselleria de Economía ha solicitado una prórroga de la licencia entendiendo que ésta estaba condicionada al plan director de usos del monumento, documento que según desveló también Bellver la conselleria presentó el pasado 4 de agosto. El fiscal, sin embargo, no parecía tenerlo tan claro ya que en 2004 subrayó que la permanencia de la cubierta incurriría en delito «cualquiera que fuese el contenido del plan director
Levante



Cercador
Enllaços
Síguenos en TwitterSíguenos en Twitter
Socialistes ValenciansSocialistes Valencians
PSOEPSOE