Friday, April 28, 2006

La deuda por habitante se triplica en 15 años y se sitúa en 911 euros

Ferrer corrige al Banco de España y eleva la deuda de Valencia a 751 millones
H. G., Valencia

El concejal socialista Juan Ferrer advirtió ayer, al término de la comisión de Hacienda en la que se informó de la ejecución del presupuesto del primer trimestre de 2006, de que la deuda por habitante se ha triplicado desde que el PP llegó al ayuntamiento de Valencia. Si en 2001 la deuda municipal por habitante estaba en 269 euros, ahora la cifra se eleva a 911 euros -según los datos facilitados por el Banco de España a 31 de diciembre de 2005-. El socialista actualizó al alza esta cantidad con los datos de la Oficina Económico Financiera que dejarían la deuda per cápita en 942 euros.

Con estas cifras en la mano, el socialista recordó que Valencia es la segunda ciudad española con más deuda por habitante, por detrás de Madrid, donde a cada habitante le corresponde una deuda de 1.057 euros, computando el gasto que ha supuesto para el ayuntamiento de Madrid una obra de calado como el soterramiento de la M-30. El ayuntamiento que preside Rita Barberá también ha tenido que hacer frente a un endeudamiento extraordinario de 64 millones de euros por las obra de mejora de la Copa del América. Sevilla, una ciudad de tamaño similar a Valencia, tiene una deuda por habitante de 484 euros, la mitad que los valencianos. Ferrer corrigió al Banco de España, que ha cifrado en 727 millones de euros la deuda del ayuntamiento, y aseguró en base a los datos de la Oficina Económico Financiera que la deuda prevista para 2006 se sitúa en 730 millones. Sumando 20 millones de la EMT, la deuda se disparará a 751 millones, subrayó Ferrer, quien manifestó que «el maquillaje de las cuentas» por parte del concejal de Presupuestos, Silvestre Senent, «es de tal magnitud que el propio Banco de España desconoce los datos reales».
El concejal socialista también cargó contra el gobierno de Rita Barberá por no reclamar los, según sus cálculos, cerca de 95 millones de euros que le debe la pspv-psoevalitat, entre los que se incluyen 64 por impagos del Impuesto de Bienes Inmuebles, el ICIO, las plusvalías y la tasa de vados del aparcamiento del Museo Príncipe Felipe. «Cacsa quiere ser empresa pública a la hora del control administrativo, que solventa con una auditoría, y administración cuando se trata de [no pagar] impuestos», declaró el concejal socialista.
Otro de las cuestiones que denunció Ferrer y que Senent no desmintió es que los recibos del IBI de la Ciudad de las Ciencias se cobran en base al valor del suelo sin urbanizar. Senent sí replicó en relación a la deuda y aseguró que el PSPV «hace su propia contabilidad y luego pide disculpas». El concejal recordó que Valencia ha tenido que pedir créditos para «embellecer» la ciudad con motivo de la Copa cuando Sevilla o Barcelona no tuvieron que hacerlo, en alusión a las inversiones estatales. Según Ferrer si el ayuntamiento reclamase a la pspv-psoevalitat (ambas administraciones gobernadas por el PP) lo que le debe, se podrían construir 250 colegios de primaria y 150 institutos de secundaria. «Si Senent le reclamase a la pspv-psoevalitat todo lo que debe a lo mejor no tendrían que subir los impuestos».
Levante



Cercador
Enllaços
Síguenos en TwitterSíguenos en Twitter
Socialistes ValenciansSocialistes Valencians
PSOEPSOE