Thursday, June 8, 2006

El PSPV denuncia retrasos y sobrecostes injustificados de casi un millón de euros en la remodelación de L’Almoina

Soto : “Barberá parece haber perdido el oremus con la visita del Papa y gestiona la ciudad sólo en función de esta”


El PSPV ha denunciado retrasos y sobrecostes injustificados que alcanzan, como mínimo, los 800.000 euros en la remodelación integral de l’Almoina. El concejal socialista Juan Soto ha recordado que Barberá inaugurará una plaza de l’Almoina todavía por terminar a pesar de que la empresa encargada de las obras ya hace tiempo que ha sobrepasado con creces todos los plazos de ejecución. De hecho, Rover Alcisa, a la que se adjudicó la obra por un plazo de diecisiete meses debería de haber acabado las obras en noviembre de 2005. Una vez incumplido el plazo inicial de ejecución, el gobierno municipal acordó conceder a la empresa una prorroga de seis meses. Durante este plazo el Ayuntamiento debería de haber tramitado un modificado de cerca de 800.000 euros de sobrecoste. Lo cierto, sin embargo, es que esta prorroga venció el pasado mes de mayo, y ni la obra está concluida ni se ha aprobado el modificado previsto lo que evidencia graves diferencias entre la empresa y el gobierno municipal.
“Barberá parece haber perdido el oremus con la visita del Papa y gestiona la ciudad solo en función de esta, sin importarle que se incumplan cuestiones administrativas de primer orden o que se incomoden miles de ciudadanos debido a decisiones atropelladas”, resalta Soto.
El concejal ha recordado también que los incumplimientos de la constructora, consentidos por Barberá, deberían penalizarse.

Por otra parte, Soto ha recordado que Barberá no sólo mantiene graves enfrentamientos con la empresa adjudicataria sino que, además, todavía no ha sido capaz de ponerse de acuerdo con los creadores a los que les encargó que pensaran diversas obras para el nuevo recinto. A fecha de hoy, sólo existe un encargo concretado con Jordi Teixidor para cubrir la medianera del edificio modernista conocido por el del Punt de Ganxo con un mural escultórico. Tanto Carmen calvo como Miquel Navarro parecen encontrar muchas dificultades para concretar sus aportaciones artísticas a una plaza tan densa como, por ejemplo, seleccionar el elemento escultórico que debería ubicarse según el proyecto en el cruce de la vías romanas del cardo y del decúmano.
El representante socialista acusa a Barberá de ser la culpable de esta situación puesto que ella misma ha cambiado continuamente de criterio sin dar ninguna explicación. “En primer lugar apostó por una plaza totalmente acristalada, a cota cero, sin ningún tipo de edificación y, ahora, resulta que la plaza que se inaugurará tendrá espacios sobreelevados a diferentes niveles con una gran densidad de volúmenes arquitectónicos”, asegura.
Soto ha mostrado su malestar por eliminar del proyecto final de remodelación, la puerta de estilo gótico perteneciente al edificio histórico de l’Almoina. Dicha puerta se desmontó al inicio de las obras. El concejal recuerda que el equipo de gobierno se comprometió a recuperar e integrar este elemento. Según Soto, “la desaparición del mismo deja a la plaza sin referencias históricas del edificio que le da nombre”.
El equipo de gobierno tampoco ha aprobado todavía el prometido proyecto de conexión de la plaza con el edificio del Punt de Ganxo que podría ser utilizado como centro de información.



Cercador
Enllaços
Síguenos en TwitterSíguenos en Twitter
Socialistes ValenciansSocialistes Valencians
PSOEPSOE