Thursday, April 12, 2007

El PSPV denuncia que Barberá ha invertido este mandato la mitad que el anterior pese a la Copa

Rubio afirma que hay facturas en cajones por valor de 80 millones que no se pueden pagar.
El balance de gestión financiera ofrecido hace una semana por los populares, a la cabeza el concejal de Hacienda, Silvestre Senent, tuvo ayer su réplica en una rueda de prensa en la que el portavoz del PSPV, Rafael Rubio, y el concejal socialista, Juan Ferrer, comparecieron para denunciar que en este último mandato la alcaldesa Rita Barberá ha llevado a cabo la mitad de inversiones que en el anterior, pese a la celebración de la Copa del América. En concreto, según los cálculos del PSPV, en estos últimos cuatro años se han realizado inversiones por valor de 258,2 millones de euros, mientras que en el mandato del 2000 al 2003 fueron de 468,3 millones, un 55% más, debido, según los socialistas, a que «el ayuntamiento se ha endeudado hasta el límite y más allá, y no hay margen de maniobra».

Ferrer aseguró que se han invertido 162,7 millones menos de los que dijo el equipo de Gobierno, al que acusó de hacer doble contabilidad para que le salgan las cuentas, y cifró en 106,2 millones de euros la diferencia entre la deuda contratada y la dispuesta. Frente a esto, el edil socialista señaló el aumento de un 4,74% de la presión fiscal. El endeudamiento acumulado del ayuntamiento previsto este año será de 782,2 millones de euros, mientras que el 45,5% de la deuda viva se contrajo en la última legislatura. Según Ferrer, cada ciudadano adeuda ahora 972,2 euros, frente a los 601,4 de 2002.
Ante estas cifras el portavoz del PSPV, Rafael Rubio, calificó de «grave» y «sangrante» la situación financiera del consistorio valenciano, de la que responsabilizó a la «política de despilfarro» y la «mala gestión» de la alcaldesa Rita Barberá. Según Rubio comentó que los ingresos corrientes del consistorio, procedentes del pago de impuestos y de las transferencias del Estado son «insuficientes» para hacer frente a los gastos corrientes -nóminas de funcionarios, los bienes y servicios, las contratas y las cargas financieras-. El líder de la oposición denunció que hay facturas por valor de unos 80 millones de euros «escondidas en los cajones del delegado de Hacienda porque no se pueden pagar» , y aseguró que esto se repite también con las facturas de la Empresa Municipal de Transportes (EMT).
El portavoz socialista acusó a la alcaldesa de «haber vendido todas las joyas de la corona, el patrimonio municipal, a favor de unos pocos y en detrimento del resto» , para hacer frente a esta situación financiera, y alertó de los «negocios» que se harán con edificios municipales como el de Tabacalera o La Lanera. Según datos del Banco de España, recordó Rubio, el consistorio valenciano es el segundo más endeudado de España, después de Madrid.
El líder socialista criticó además que al Centro de Estrategias y Desarrollo, organismo «sobre el que Barberá hace pivotar el desarrollo futuro de la ciudad» , sólo se hayan destinado en tres años 2,33 millones de euros, cuando sólo para publicidad en 2006 el ayuntamiento se gastó más de dos millones de euros.

Levante



Cercador
Enllaços
Síguenos en TwitterSíguenos en Twitter
Socialistes ValenciansSocialistes Valencians
PSOEPSOE