Tuesday, April 4, 2006

El ayuntamiento desvió a la EMT 5,6 millones de euros del crédito de la Copa para cubrir pérdidas

El PSPV revela que el dinero era para comprar autobuses pero se usó para evitar la disolución de la empresa.
El grupo municipal socialista denunció ayer la situación económica de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) y la «ingeniería financiera» con la que el equipo de Gobierno logró «salvar» a la empresa pública de su disolución el pasado ejercicio con dinero del crédito solicitado con motivo de la Copa del América.
J. Damiá, Valencia

El concejal del PSPV, Juan Ferrer, explicó que en 2005 el ayuntamiento, mediante una transferencia de capital, insufló a la EMT 5,6 millones de euros provenientes del crédito de 50,8 millones que se aprobó para los gastos en mejoras urbanas en relación con la Copa del América. Tal como consta en el expediente, esos 5,6 millones se iban a destinar a la renovación de la flota de autobuses. Según Ferrer, finalmente ni se compraron ni se alquilaron nuevos vehículos, sino que se utilizó esa cantidad para «cubrir pérdidas» y evitar la disolución de la EMT.



Si esos 5,6 millones de euros se hubieran destinado a la compra de nueva flota, la deuda de la empresa municipal ascendería a 55,7 millones de euros, según las cuentas del PSPV, y no estaría en los 49,5 millones reflejados en las cuentas dadas a conocer en el consejo de administración de la sociedad, celebrado el viernes.

El edil del PSPV advirtió de que la EMT vuelve a estar en situación de disolución «con la diferencia de que no hay prevista deuda de la Copa del América ni presupuesto para pagar los 15 millones de euros que el consistorio debe a la EMT».


Menos gasto en «frivolidades»


Ferrer señaló que la situación sería muy distinta si el ayuntamiento pagara a la empresa municipal los 15 millones de euros que le debe, y planteó como solución que se reclame a la pspv-psoevalitat los más de 3 millones de euros que entre la Entidad Metropolitana de Transportes y la FGV debe a la EMT, así como otras deudas que la administración autonómica tiene con el ayuntamiento, como los más de 60 millones de euros que adeuda Cacsa. Además, el edil instó al equipo de Gobierno a que deje de gastar dinero en «frivolidades» como «caterings» que cuestan miles de euros.



El concejal de Transportes, y presidente de la EMT, Alfonso Novo, defendió que el ayuntamiento «está realizando un gran esfuerzo inversor en la EMT conteniendo el gasto en un 21,86%», y que ha conseguido aumentar el número de viajeros en 1,7 millones.

El portavoz socialista, Rafael Rubio, aseguró sin embargo que un estudio sociológico realizado por el PSPV revela que la movilidad es la tercera preocupación de los valencianos, quienes ven «muy negativo» el servicio de la EMT, sobre todo en lo referente a la frecuencia de paso. Rubio, quien se lamentó de que la empresa «no se adecue a la evolución de la ciudad», apuntó la necesidad de dar «un giro a su funcionamiento» para atajar esta situación, a no ser, dijo, «que el equipo de Gobierno quiera que sea así para justificar algunas operaciones, como privatizar la EMT o una parte de ésta».

Por otra parte, el consejo de administración de la EMT tenía previsto aprobar el viernes la adjudicación de la gestión publicitaria en el exterior de los autobuses, sin embargo, se dejó para otra ocasión a petición del PSPV. Según el edil Matías Alonso, la empresa con mayor puntuación no cumplía con uno de los puntos del pliego de condiciones, como era tener tres años de experiencia en el sector.



Cercador
Enllaços
Síguenos en TwitterSíguenos en Twitter
Socialistes ValenciansSocialistes Valencians
PSOEPSOE