Thursday, October 26, 2006

DOMÍNGUEZ GUARDÓ EN EL CAJÓN LAS FACTURAS DE LAS MULTAS DESDE 2003

La contrata amenazó este año con dejar el servicio si no cobraba la deuda.
El concejal de Policía Local, Miguel Domínguez, estuvo guardando en un cajón las facturas de la empresa encargada de gestionar el cobro de las multas de tráfico, Tribugest, desde el año 2003, según denunció ayer el concejal socialista Juan Ferrer. Este fue el motivo por el que la contrata exigió el pago de los casi dos millones de euros que le adeudaba el Ayuntamiento bajo la amenaza de dejar de prestar el servicio. Domínguez había mostrado públicamente su deseo de que los ingresos de las multas se destinaran a mejorar el cuerpo de policía.
Domínguez fue acusado ayer por el PSPV de esconder facturas de Tribugest
(El concejal de Policía Local Mostró su deseo de que la recaudación de las multas de tráfico se destinara al cuerpo).
El concejal del grupo socialista en el Ayuntamiento Juan Ferrer desveló ayer el edil de Policía Local, Miguel Domínguez, estuvo guardando en un cajón las facturas presentadas por la empresa encargada de la gestión del cobro de las multas de tráfico desde el año 2003, es decir desde el inicio de esta legislatura. Esta actuación de Domínguez fue la que derivó en la amenaza de plante de Tribugest este año.
La contrata amenazó por escrito al equipo de Gobierno con dejar de prestar el servicio si no se le abonaba de forma inmediata los casi dos millones de euros que tenía pendiente de cobro.
La respuesta de los responsables de la Hacienda municipal, Alfonso Grau y Silvestre Senent, fue inmediata autorizando una modificación de crédito por el importe que reclamaba la empresa catalana.
Según desveló ayer Ferrer el asunto del pago de las facturas de las multas ha generado la primera “bronca” entre el jefe de Servicio de Tesorería y Interventor del Ayuntamiento por discrepancias en cuanto a la situación generada por la retención de los pagos a Tribugest por parte de Domínguez.
Ferrer criticó que al final se le ha oligado al jefe de servicio a modificar el informe que emitió. En su opinión el dinero destinado al pago de esas facturas estaba previsto por el mismo hecho de la adjudicación de la contrata y por tanto lo que ha ocurrido es que al no realizarse pasó como remanente de tesorería y se gastó para otras cosas. Sin embargo, el Interventor defiende que el pago de las facturas no era algo que estuviera previsto, aunque se habían emitido de forma correcta por la empresa.
Ferrer defendió el criterio del jefe de Tesorería y recordó que Domínguez ha manifestado públicamente su deseo de que la recaudación de las multas de tráfico fuera gestionado directamente por su delegación y que el dinero se destinara a mejorar las condiciones del cuerpo.
En este momento, el equipo de Gobierno prepara un nuevo concurso para la gestión de las multas.



Cercador
Enllaços
Síguenos en TwitterSíguenos en Twitter
Socialistes ValenciansSocialistes Valencians
PSOEPSOE